+34 965 030 870 hello@sonneil.com

Seguro que alguien de tu alrededor no para de hablarte de su casa domótica. Puede, incluso, que alguna vez te hayas planteado instalar persianas automáticas o un control de temperatura. Pero, cuando no dominamos un tema, siempre da algo de pereza lanzarse.

Pues bien, aunque parezca cosa de ciencia ficción, tener una casa domótica es bastante sencillo. Sigue leyendo y anímate a instalar un sistema domótico: tu día a día será mucho más cómodo. Porque la buena vida va de la mano de la tecnología.

Domótica: te ayudamos a entenderla

Cuando surgió la domótica, casi parecía que nos encaminábamos a una película de ciencia ficción. ¿Casas que piensan por nosotros? ¿Mayordomos y asistentes robóticos? Ahora, la domótica está de lo más extendida y ya son muchas las familias que tienen una casa domótica.

Es decir, ya son muchos los hogares que cuentan con una instalación tecnológica y electrónica que automatiza procesos (como subir y bajar las persianas) y controla electrodomésticos (como programar el horno). Hay multitud de opciones para hacer de tu vivienda una casa domótica.

Domótica: así funciona

Es más fácil de lo que crees. Lo imprescindible para que una casa domótica funcione es que tengas conexión a Internet, siendo las conexiones por Wi-Fi y Bluetooth las más aconsejables.

Los diferentes dispositivos de domótica (un control de temperatura, por ejemplo) estarán conectados a Internet, generalmente mediante controladores encargados de gestionar las acciones de esos dispositivos. Pueden ser aplicaciones o asistentes de voz, como Alexa. 

casa domótica

En resumen, podríamos decir que la domótica funciona con tres objetivos principales:

  • Control. Es decir, poder controlar el estado y la seguridad de tu casa domótica desde cualquier lugar. ¡Para que estés tranquilo mientras estás de vacaciones!
  • Acción en remoto. Se refiere a la capacidad de accionar un dispositivo domótico desde cualquier lugar, solo utilizando tu smartphone. Por ejemplo, activar el aire acondicionado 15 minutos antes de llegar a casa. 
  • Automatización. Se refiere a la configuración de los dispositivos para que se accionen por sí solos, sin necesidad de que los enciendas. Así, te aseguras de que se activan estés donde estés.

Casa domótica: ventajas 

Seguro que tienes muchas dudas y que no te atreves del todo a instalar un sistema domótico en casa. Al principio, siempre cuesta lanzarse. Pero te aseguramos que, cuando lo hagas, ¡te preguntarás cómo podías vivir sin ella!

  • Por supuesto, la primera razón por la que elegimos tener una casa domótica es la comodidad de controlar de manera automática muchísimos procesos. Luces, alarmas, avisos de calendario, calefacción, horno, música… para que puedas dedicarte a lo que de verdad te importa.
  • No solo es cuestión de comodidad. Una casa domótica es una casa más eficiente, ya que puedes programar electrodomésticos y otros aparatos para que estén activos solo cuando sea necesario y con la intensidad justa. Así que una casa domótica es una inversión que, con el tiempo, te permitirá ahorrar dinero.
  • Además, la domótica te permite que tu vivienda sea única. Podrás combinar tecnologías y sistemas para diseñar tu casa domótica al detalle, personalizando cada elemento. Por ejemplo, ¿te gusta cenar con las luces al 30% de intensidad? ¿Te encanta despertarte con la Tercera sinfonía de Beethoven? Tu casa puede hacer casi todo lo que le pidas.
  • Y quizá la mejor ventaja de todas: tener una casa segura. Hay muchísimos dispositivos de domótica que te permiten estar informado de cualquier movimiento o ruido extraño que se produzca en tu hogar mientras estás fuera. También puedes programar avisos si esos ruidos o movimientos se detectaran.
casa domótica

Dispositivos para una casa domótica

Las opciones son casi infinitas, pero lo mejor es empezar poco a poco y ver cómo te vas adaptando a las nuevas funcionalidades de tu casa inteligente. Podríamos clasificar los dispositivos de domótica en tres grupos: seguridad, ambiente y ocio. 

Seguridad

Sentirte seguro en tu propia casa es primordial. Por eso, cualquier avance que te permita controlar lo que sucede es bienvenido.

Dentro de esta tipología podemos encontrar cerraduras inteligentes que bloquean la puerta de casa cuando sales. Además, funcionan mediante códigos, por lo que nadie que no tenga el código podrá entrar en tu vivenda.

Las cámaras de seguridad son otro de los dispositivos domóticos más demandados. Tú eliges cuándo activarlas para controlar que todo está en orden cuando estás fuera. Puedes manejarlas desde una aplicación móvil y programar notificaciones si se produce un movimiento o ruido extraño.

Ambiente

Consigue el ambiente ideal en casa regulando la luz y la temperatura según tus preferencias. 

Las luces domóticas están muy de moda, sobre todo porque sirven para crear ambientes distintos en función del momento del día o la ocasión. Puedes regular aspectos como la intensidad de la luz, el color y también el ritmo. Sí, has leído bien. Imagina que das una fiesta en casa: tus luces pueden parpadear, seguir el ritmo de las canciones… casi casi como en una discoteca.

Los termostatos también son muy habituales en las instalaciones domóticas, porque permiten un grado de confort totalmente adaptado a tus necesidades de temperatura. Puedes hacer que la calefacción del baño se active unos minutos antes de ducharte, encender la calefacción general mientras llegas a casa para que entres rápido en calor… y lo mismo con el frío.

Ocio

Hay multitud de dispositivos de domótica que pueden hacer de tus momentos de ocio algo especial. No solo para las reuniones con amigos, sino también, por ejemplo, para esas tardes de televisión en el sofá.

De hecho, los televisores inteligentes son ya comunes en muchos hogares y mediante comandos de voz podemos ordenarles que cambien de canal, busquen un vídeo o programa determinado, cambien los ajustes de brillo, etc. Apple TV, Fire TV y Chromecast son algunos de los muchos sistemas que integran televisores e internet.

Y por supuesto, los altavoces son los reyes de la fiesta. Cambiar de canción, subir o bajar el volumen, aplicar efectos de audio… Además, son básicos para que podamos ejecutar comandos de voz y dar órdenes a los dispositivos.

casa domótica

¿Qué sistema de domótica elijo?

Sobre todo, tienes que tener en cuenta para qué querrás utilizar tu sistema domótico. Por ejemplo, no tiene sentido comprar el más sofisticado si solamente lo utilizarás para cambiar de canal, y viceversa.

Por otro lado, te recomendamos que te informes sobre los dispositivos compatibles con cada sistema domótico. Seguramente querrás ir ampliando poco a poco las funcionalidades de tu casa domótica, y siempre es mejor que puedas escoger entre varias marcas y tipos de productos en lugar de estar restringido a uno en concreto.

Los sistemas de domótica más fiables son los de Amazon (Alexa), Google (Google Assistant) y Apple (Siri).

Suena genial, ¿verdad? Muchas de las viviendas que comercializamos en Sonneil tienen la opción de instalar sistemas domóticos. Porque apostamos por la modernidad en el sector inmobiliario. Echa un vistazo. ¿Quién sabe? Puede que tu nuevo hogar este aquí.