Hoy en día, la importancia de mejorar nuestro entorno para conseguir un planeta más sostenible es uno de los factores más importantes a tener en cuenta para invertir en una vivienda. De esta forma, las casas eficientes energéticamente se han ido imponiendo en el mercado, ya que, además de contribuir a evitar la contaminación, también reducen gastos innecesarios para el propietario. Las emisiones de CO2 que con el uso irresponsable de la energía enviamos a la atmósfera es cada vez mayor y, por ese motivo, las casas eficientes se han convertido en otra forma de proteger el planeta.

¿Qué es una casa con eficiencia energética?

Podemos definir la eficiencia energética como el uso eficiente de la energía, es decir, utilizar los recursos que hay a nuestro alcance de una manera responsable e inteligente para evitar la pérdida de la energía, así como mejorar los procesos mediante los que se genera, lo cual se traduce en una mayor utilización de energías renovables o alternativas.

La finalidad de las casas con eficiencia energética es proteger el medio ambiente a través de la reducción del uso de la energía, habituando al propietario a consumir solamente la energía que sea necesaria evitando malgastarla. De esta forma, se pueden reducir considerablemente las emisiones de gases de efecto invernadero que son las causantes del cambio climático y del calentamiento global del planeta.

casa eficiencia energetica

Además, las hipotecas verdes recompensan a los propietarios de este tipo de viviendas. Consulta este post para saber si tu casa cumple con los requisitos para solicitar este tipo de financiación.

¿Y cómo se consigue tener una casa con eficiencia energética?

La construcción de un edificio o una casa eficiente, o su rehabilitación para aumentar su eficiencia, supone la utilización de materiales para conseguir el aislamiento térmico en paredes, techos, puertas y ventanas, ya que la energía que se utiliza para climatizar una vivienda es una de las principales razones de gasto de energía que contamina el planeta y perjudica nuestros bolsillos. De esta forma, aislar los suelos y fachadas permite una temperatura agradable durante todo el año, utilizando menos energía en el uso de la calefacción o aparatos de refrigeración.

Otro factor importante para conseguir casas energéticas eficientes es su orientación y la instalación de ventanas que permitan que entre la luz natural el máximo número posible de horas y que protejan de la temperatura exterior. Para reducir el gasto energético es necesaria la utilización de iluminación LED en la vivienda, que alcanza el mismo nivel de iluminación que las bombillas tradicionales, pero utiliza mucha menos energía.

La instalación y utilización de energías renovables —paneles solares y sistemas de almacenamiento de electricidad—, así como la incorporación de mejoras tecnológicas en el interior de los hogares, lo que se conoce como domótica, también contribuirá a una reducción de las emisiones nocivas y a la optimización del consumo.

casa eficiencia energetica

En la actualidad, todos los edificios de nueva construcción deben estar calificados energéticamente. Dicha calificación se obtiene mediante el análisis por un técnico de los diversos componentes de la vivienda. Así, se comprueban que los materiales que se han empleado en la construcción del exterior de la vivienda permiten un buen aislamiento.

También se estudia la orientación de la misma y la utilización de sistemas de producción de energías renovables. La calidad de las ventanas debe ser óptima para que permitan un buen aislamiento, tanto acústico como térmico. Se analiza también en qué estado se encuentran los electrodomésticos, así como las instalaciones de aire acondicionado, agua caliente y calefacción. De esta forma, se obtiene el certificado de calificación energética, que categoriza la vivienda en una escala de la A a la G, siendo la A la calificación con mayor eficiencia energética.

Principales características y ventajas de una casa eficiente

Las casas eficientes suelen poseer las siguientes características:

  • Diseño bioclimático. Una arquitectura bioclimática consiste en construir edificios que estén adaptados al clima de la ciudad en la que se hallan, teniendo en cuenta elementos tales como las horas de exposición al sol, si se trata de una zona lluviosa o de mucho viento, etc.
  • Uso inteligente del espacio. La utilización que se haga del espacio, de la distribución del mismo y de la disposición de las ventanas también va a permitir que se ahorre en calefacción, refrigeración e iluminación.
  • Utilización de materiales sostenibles. El tapial o tierra pisada, así como los bioplásticos derivados de productos vegetales, son materiales de construcción biodegradables que tienen mejores características térmicas que otro tipo de materiales.
  • El aislamiento térmico. Como ya hemos comentado, el aislamiento de paredes, suelos, ventanas y techos es la clave principal para el ahorro de energía, que puede suponer hasta un 40 %.
  • Domótica. Es el conjunto de sistemas tecnológicos que se aplican al control y la automatización inteligente de la vivienda para una gestión más eficiente del consumo energético. Aquí puedes consultar todo lo que tienes que saber sobre las casas domóticas.
  • Autoconsumo eléctrico. Mediante la instalación de placas solares y de generadores eólicos se reduce sustancialmente el consumo de electricidad.

Como vemos, vivir en casas eficientemente energéticas conlleva un gran número de ventajas y beneficios no solo para nuestros ahorros, también para nuestro hábitat.