+34 965 030 870 hello@sonneil.com
Mejores playas de Torrevieja

Mejores playas de Torrevieja

Bienvenidos a Torrevieja: donde el disfrute del mar, el sol y la buena vida encuentra su máximo exponente.

Playas paradisíacas que reúnen, en pocos metros, todo lo que necesitas; playas aisladas del mundo; playas perfectas para pasar el día haciendo surf… Es solo un ejemplo de todo lo que puedes encontrar en las mejores playas de Torrevieja.

¿Quieres saber más? Sigue con nosotros porque hoy en Sonneil te llevamos de paseo por nuestras playas preferidas de Torrevieja. Coge tu protector solar y… ¡vente con nosotros! 

Porque la buena vida sabe a sal.

Mejores playas y calas de Torrevieja

Playa del Acequión, estampa estival

Si te decimos “playa urbana en el Mediterráneo”, seguramente te venga a la mente la típica estampa de una playa de arena fina con un fondo de edificios, ¿verdad? La Playa del Acequion es exactamente eso y te ofrece todo lo que necesitas para relajarte. Además, claro, de poder disfrutar de una buena paella alicantina en el chiringuito. 

Porque los clichés también son positivos. Y esta playa es el paradigma de la esencia estival.

Y, si quieres descansar del ambiente urbano, muy cerca tienes la naturaleza salvaje del Parque de Doña Sinforosa.

Playa de la Mata, kilómetros de descanso

Nada más y nada menos que 2 kilómetros de longitud de playa, donde la arena fina es una gran hamaca donde descansar… y nada más. Con un largo paseo marítimo, y menos edificios altos al borde del mar, es una de las mejores playas en Torrevieja y una de nuestras favoritas.

La playa de la Mata está dividida en tres secciones: Pueblo, Europeos y Dulce.

Playa de los Náufragos: Caribe-Mediterráneo mix

En la playa de los Náufragos, se hace realidad la fantasía chill out del Mediterráneo: palmeras paradisíacas, atardeceres naranjas y ambiente, muy buen ambiente… ¿Se puede pedir más?

(Por cierto, si quieres ir más allá de Torrevieja, aquí puedes ver los pueblos con playa más bonitos de Alicante).

Cala Ferris, oasis mediterráneo

En contraste con las playas urbanas, la cala Ferris ofrece un oasis de descanso: tan solo arena, palmeras y aguas cristalinas. Sin bares ni restaurantes a unos cuantos kilómetros a la redonda.

© Lenny Van Camp

Cala Piteras, fauna protegida

Si te gusta hacer snorkel o submarinismo, esta calita es perfecta para ti: en su fondo habita una pradera de posidonia… ¿Qué es? Nada más y nada menos que la hierba del mar. Porque bajo el agua de Torrevieja existe otro mundo, igual de impresionante.

Piscinas naturales en Torrevieja, la alternativa

Y entre tanta playa, encontramos piscinas naturales que se han creado como resultado de las formaciones rocosas, se encuentran cerca de la cala anterior o de determinadas playas… y ofrecen un poco de intimidad.

(Ah, un secreto: en la Costa Blanca hay unas islas maravillosas. ¿Te animas a conocerlas?).

Playa de la Mata: azul, beige y chiringuitos

La calma de las masas monocromas en la playa de la Mata solo se ve interrumpida por la vida de sus chiringuitos: más de 15 repartidos a lo largo de sus casi 3 kilómetros.Ya sea para lucir palmito haciendo voleibol, tomarse una cerveza al sol o surfear como si de Hawái se tratara, en la Playa de la Mata todo lo que te puedas imaginar se hace realidad.

Playa de los Locos y su curiosa historia

Por aquí paseaban los pacientes del hospital psiquiátrico cercano para curarse… y tú también podrás hacer lo mismo. Eso sí, para desestresarte y disfrutar.

Con casi 800 metros de longitud, aquí podrás ver unos de los mejores atardeceres -y, si te lo propones, también amaneceres- que hayas visto, sin olvidar que es perfecta para hacer windsurf.

Pero no todo es playa. ¿Por qué no echar una partida en alguno de los campos de golf de la Costa Blanca? Porque en este rincón de España no tienes por qué elegir. ¡En la Costa Blanca puedes tenerlo todo!

Si sueñas con tumbarte al sol y escuchar la brisa del mar cada día, en Sonneil te ofrecemos viviendas exclusivas donde diseñar una nueva vida a tu manera. Anímate. La brisa mediterránea te está esperando.

Denia Beach: viviendas con vistas al Mar Mediterráneo

Denia Beach: viviendas con vistas al Mar Mediterráneo

Ya estamos pensando en todo lo que haremos cuando salgamos de casa. Iremos a oler la brisa del mar, nos daremos el primer baño de la temporada, pasearemos por la orilla, tomaremos el sol en las hamacas y brindaremos desde la terraza de nuestras viviendas con vistas al Mediterráneo.

¿Tú también quieres hacer todo esto? Entonces, ¡tienes que conocer Denia Beach! Porque la buena vida incluye mar, luz y tu lugar en España. ☀

Denia: la niña bonita de la Costa Blanca

Denia es una pequeña ciudad portuaria, sí. Pero que no te engañe su tamaño. Denia tiene más de 2000 años de historia, y en ella vivieron íberos, fenicios y griegos. Será por algo, ¿verdad? El castillo y el puerto son sus señas de identidad, además de una gastronomía mmmm… ¡para chuparse los dedos! No en vano, la UNESCO la nombró Ciudad Creativa de la Gastronomía en 2015.

Denia es como un jardín secreto, como esa pequeña joya perdida que de repente encuentras cuando estás buscando algo más. Es el destino favorito de los que aman la luz del sol, el senderismo, los ambientes marineros… pero, también, disfrutar de unas horas en la playa. Denia es un lugar pequeño, pero también es cosmopolita.

La Costa Blanca está llena de paraísos cercanos como Denia. ¿Te los apuntas para visitarlos cuando todo esté bien? 🏖

Visitar la costa es genial. Vivirla, un lujo.

Denia Beach: así se vive frente al mar

Bonito, ¿verdad?

En Sonneil, buscamos lugares con la vitalidad de Denia Beach. Lugares que puedes idear a tu manera, paredes en blanco para que diseñes una nueva etapa escuchando el sonido de las olas. 🌊 Las viviendas con vistas al Mar Mediterráneo de Denia Beach son perfectas para eso.

Hogares donde vive la luz

Denia Beach es súper especial por cinco razones principales:

  • Las vistas al mar. Imagina tener un trocito de Mediterráneo en tu terraza, despertar cada día con el sonido de las olas … sí, ¡es tan genial como suena!
  • La luz está en todas partes. ¿Sabías que disfrutamos de más de 300 días de sol al año en la Costa Blanca? Las casas aquí están diseñadas con espacios abiertos y grandes ventanales para dejar entrar la luz. La sala de estar y la cocina abierta tienen acceso a la terraza, así como al dormitorio principal.
  • Un secreto … ¡la cocina es nuestra parte favorita! Para los amantes de la cocina, la cocina abierta con barra americana es un lujo. Tiene una columna para electrodomésticos integrados y ¡no podrás dejar de mirar la encimera terminada en sílice blanco! La cocina está completamente amueblada y equipada con horno, vitrocerámica y campana extractora. Así que, preocúpate solo por elegir tu primera receta. Los que prefieren mantenerse alejados de los fogones tampoco se resistirán a esta cocina de diseño minimalista, elegante y contemporáneo. Se nota que nos encanta, ¿verdad?
  • Hay un hogar para todo el mundo. ¿Te mudas con tu familia? ¿Estás buscando una inversión? ¡No hay problema! Hay viviendas de uno, dos o tres dormitorios.
  • Y, por supuesto, ¡la ubicación! Denia Beach está a un paseo de cinco minutos de la playa, y está muy bien comunicada con el centro de Denia –y la puedes disfrutar en cualquier estación-. También hay supermercados y restaurantes a 500 metros de la urbanización. Aunque, lo que más nos gusta para conocer el entorno, es el carril bici. ¿Qué tal jugar una partida de golf en Oliva Nova? Este campo de golf está a solo 15 minutos en coche.
olivanova.com

Relax en las zonas comunes

Compartir es vivir. Y, si es en unas zonas comunes como las de Denia Beach, más aún.

Olvídate de las clases de yoga y meditación. La piscina, las pérgolas y los jardines de Denia Beach son el mejor antídoto contra el estrés. Relájate como quieras. Quizá, sintiéndote como Dustin Hoffman en El graduado mientras te relajas en la piscina escuchando a Simon & Garfunkel. O leyendo tu novela favorita bajo la sombra de las palmeras. 🌴

Mira, mira:

La construcción de Denia Beach está cada vez más avanzada. La piscina se va llenando y las plantas de los jardines van creciendo… ¡solo faltas tú!

Ya podemos verte disfrutando de la luz del sol que entra por las ventanas y de las terrazas con vistas al Mediterráneo.  

Sabemos que, de momento, no puedes visitar Denia Beach en persona. Pero en Sonneil queremos hacerte la vida más fácil. Visita la página web de Denia Beach y ponte en contacto con nosotros para tener toda la información que necesites.

Porque la buena vida te está esperando. Y en Sonneil queremos ayudarte a vivirla.

Los pueblos con playa más bonitos de Alicante

Los pueblos con playa más bonitos de Alicante

Alicante… pueblos, playa y acción. Con esta combinación: ¿qué puede salir mal? Los pueblos con playa más bonitos de Alicante están al alcance de tu mano.

Hoy, Sonneil te trae pueblos con playas casi desérticas, villas con ecos marineros, pueblos con historias y leyendas de piratas y, cómo no: lugares que reflejan el alma serena del Mediterráneo. Son solo algunos de los pueblos con playa más bonitos de Alicante.

¿Quieres saber cuáles son? En Sonneil te contamos nuestros favoritos… pero shhhh es un pequeño secreto, ¿ok? ¿Empezamos?

Y si, después de tanta playa, te apetece algo más cultural, aquí tienes los cinco mejores museos de la Costa Blanca.

Los 7 pueblos con playa más bonitos de Alicante

Altea, la niña bonita de Alicante

Desde lo alto del montículo de Altea, la cúpula de la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo vigila a los viajeros que se adentran en tierras alicantinas.

Encallada en la roca, esta pequeña villa resiste el paso del tiempo -y del turismo-. Te recomendamos pasear, o más bien dejarte llevar por sus pases empedradas. Una experiencia para los cinco sentidos.

Para los nocturnos, Altea no se va a dormir. ¡Mira los planes para después del ocaso!

Denia, eco marinero

Decimos pueblo…pero Denia ya ha crecido para tener una personalidad de ciudad.

¿Lo mejor? El barrio con tradición marinera con sus redes y aparejos, el monte Montgó, el castillo o el reflejo del atardecer en el agua de sus calas recónditas.

Moraira, historia de –anti-piratas

El que ahora podría ser el hermano gemelo de Saint Tropez tiene a sus espaldas una historia que mezcla leyendas y piratas. Una historia que nos cuenta el castillo que vigila desde lo alto… y que en su época tenía una función vigía, ya que los piratas eran una amenaza para el pueblo.

Hoy, es un lugar tranquilo donde pasear al borde del mar con la montaña de fondo.

Villajoyosa, el nombre lo dice todo

La joya de la conocida Marina baja es el perfecto paradigma del Mediterráneo: laberintos de casas con un blanco, casi casi brillante que contrasta con los mares de flores que inundan sus muros. (Si te gustan los pueblos blancos, aquí puedes descubrir los más bonitos de la Costa del Sol y la Costa Blanca).

Y como panorámica obligada te recomendamos pasear al borde del paseo marítimo del barrio del Arsenal: cada casa tiene un color diferente, y a cada cual más pintoresco… ¿Para qué? Así los hombres que volvían de la faena del mar podían saber cuál era su casa desde el fondo.

Tabarca, el pueblo por excelencia

Y si tuviéramos que elegir el top 3 de los mejores pueblos de Alicante con playa, sin duda Tabarca entraría en este ranking.

Con máscara arqueológica gracias a sus torres defensivas como la de San José, su típica muralla o su iglesia de San Pedro, Tabarca ofrece una energía estival: es el destino perfecto para pasar el día entre la arena fina y el agua tibia… al abrigo del sol mediterráneo.

Guardamar del Segura, el contrapunto

También existe otra cara del Mediterráneo más allá del blanco impoluto: y son las calas alejadas de la mano del hombre, donde el salitre campa a sus anchas. Y Guardamar del Segura es el mejor ejemplo de ello, con sus cabañas aisladas frente al mar, sus bosques de pinos y las dunas de formas cambiantes.

Benisa, entre el interior y la costa

Y a medio camino entre el interior y la costa se encuentra Benisa con su paisaje lunar gracias a las playas de grava. ¿Y de fondo? Las rampas escalonadas de casas tan típicas de esta zona.

Como plus: esta zona es perfecta para practicar submarinismo.

Como verás, los mejores pueblos de Alicante con playa te esperan para pasar una aventura inolvidable. ¿A qué esperas para explorar el alma de Alicante?

«En la farola del muelle me puse a considerar, qué sería de Alicante sin su bellísima faz».

Anónimo

¿Te imaginas vivir cerca de estos pequeños paraísos? En Sonneil te ofrecemos viviendas exclusivas en Alicante para que puedas encontrar un espacio donde diseñar tu vida a tu manera. Pero siempre mirando al Mediterráneo.

Porque la buena vida es mejor bajo el sol y cerca del mar.

Cómo ir de Santa Pola a Tabarca

Cómo ir de Santa Pola a Tabarca

Todos los caminos llevan… a la Isla de Tabarca. De gran riqueza arqueológica gracias a sus torres defensivas, como la de San José, su típica muralla o la iglesia de San Pedro, Tabarca ofrece una energía estival: es el destino perfecto para pasar el día entre la arena fina y el agua tibia… al abrigo del sol mediterráneo.

Por todo esto y más, consideramos la Isla de Tabarca como un destino perfecto.

Por otro lado, al tratarse de una isla sin acceso por tierra, la única manera de llegar a ella es por vía marítima, normalmente desde Santa Pola.

¿Quieres saber cómo ir desde Santa Pola a la isla de Tabarca? Hoy en Sonneil te contamos todos los detalles para que puedas visitar este paraíso.

Porque la buena vida también llega a las islas.

Tabarca, tierra dorada

Con un cierto aire a Malta, la isla de Tabarca es un destino que hay que visitar, al menos, una vez en la vida. Y es que concentra lo mejor de dos mundos: el aire y  el azul -casi- infinito del Mediterráneo, y la herencia medieval del entorno.

No en vano, es uno de los lugares más mágicos de la Costa Blanca.

Con un recorrido suficiente de un día para conocer sus mejores rincones, Tabarca ofrece lugares insólitos como:

  • El antiguo bastión militar de la Torre de San José -utilizada como prisión durante el siglo XIX-.
  • La isla de la Galera con su mundo submarino.
  • El faro histórico… que, debido a su poco uso, más bien se colocó de manera testimonial.
  • Puerta de Levante, la puerta medieval de entrada a la ciudad.
  • Puerta de tierra con sus vistas al puerto.
  • Iglesias de San Pedro y Pablo.
  • No solo de tierra vive Tabarca: ¡es el lugar perfecto para hacer snorkel! No dudes en llevar tus gafas de buceo.
  • Callejuelas que siempre desembocan en un atardecer inesperado.

En definitiva, Tabarca ofrece una experiencia única, donde lo mejor es viajar sin planificar para dejarse llevar por su reloj ralentizado.

Cómo ir de Santa Pola a Tabarca

El mejor modo de llegar a la Isla de Tabarca es desde Santa Pola, situada a unos 7 kilómetros. Se trata de un destino bastante turístico, por lo que no tendrás problema para encontrar un operador de barcos que te lleve hasta la isla.

Algunos datos a tener en cuenta antes de coger el barco desde Santa Pola a Tabarca:

  • El trayecto dura aproximadamente 20 minutos.
  • El tiempo es un factor importante para la partida de los barcos: si hace mal tiempo, probablemente no naveguen. Te recomendamos que tengas esto en cuenta.
  • La temporada también influye en la frecuencia de viajes y el número de compañías que viajan. Si es en temporada baja, es mejor que te asegures de antemano de qué compañías cubren este corto trayecto.
  • Puedes comprar tu billete de manera online y suele rondar los 10 euros.
  • Si compras el billete en el puerto, puede salir más caro, aunque todo depende del operador.
  • Existen diferentes tipos de lanchas, desde catamaranes, ferris o lancha: tú eliges tu aventura… que depende, en gran medida, del oleaje.
  • Si vas a visitar Tabarca con niños, no te preocupes. Hay ferris que incluso cuentan con capacidad para viajar con carritos y bicicleta.

Ahora que sabes cómo ir de Santa Pola a Tabarca… ¿A qué esperas para embarcarte en esta aventura?

«Tabarca bonita, Tabarca mi isla, que no te dejan sola ni de noche ni de día. En tu faro me senté, a iluminar mis horas, y solo tuve la calma de tus olas».

Anónimo

Después de un día en el mar, ¿qué mejor manera de reponer fuerzas que probando la gastronomía de Santa Pola?

Y si, tras visitar Tabarca, te enamoras del paraíso mediterráneo, en Sonneil te ofrecemos apartamentos en la Costa Blanca para que puedas ir a Tabarca de lunes a domingo, en cualquier momento.

¡El mar no entiende de horarios!

¿Dónde comer en Santa Pola?

¿Dónde comer en Santa Pola?

Hay tantos lugares a la hora de elegir dónde comer en Santa Pola que podríamos hacer un blog solo para hablar de esto. (Sí, nos encanta hablar de comida).

Entre la tradición, la leyenda y el mar se mueve la gastronomía de Santa Pola. Arroz caldoso de marisco con la textura perfecta, una sopa de almejas frente al mar o unas de las mejores croquetas que –nos atrevemos a decir- hayas probado en tu vida… son solo algunas de las maravillas que podrás disfrutar en la tierra del sol por excelencia. ¿Quieres saber dónde comer en Santa Pola? Hoy en Sonneil te llevamos de recorrido por nuestros imprescindibles. 

Porque la buena vida puede saber a lo que tú quieras.

Gastronomía en Santa Pola, entre la tradición y el Mediterráneo

La leyenda mediterránea baña todo en Santa Pola: el mejor paradigma de la Costa Blanca, donde la calma del mar tiene en la profundidad de los desfiladeros su acento más notable. Sin olvidar los vestigios históricos como faros, templos o torres medievales, que llaman la atención al viajero que pisa tierras alicantinas.

Con este contexto de fondo, no es de extrañar que la gastronomía refleje este sabor calmado y pausado. Donde la manera de comer, al sol y en familia, es igual de importante que el qué. Comer es casi un ritual.

Entre los platos destacados de Santa Pola destacan los hijos del mar: marisco y mucho pescado con arroz. Porque, señoras y señores, estamos hablando de ¡la tierra de la paella!

Los principales productos de Santa Pola incluyen salazones, la gamba roja o el pescado con su propio sello de denominación de origen: Peix de Santa Pola.

La tradición como sello gastronómico

La gastronomía en Santa Pola no es nada nuevo: tiene su origen en el antiguo puerto pesquero, considerado Portus Illicitanus.

Así, los ejemplares únicos y la manera de comercializarlos y servirlos han creado el sello Peix de Santa Pola, un género que todos los días se puede encontrar fresco en los restaurantes de la ciudad: desde los más tradicionales y familiares hasta los más punteros.

Porque, si hay algo que une en Santa Pola, es sin duda la gastronomía y el mar. Y si es ambos, mejor que mejor.

¿Dónde comer en Santa Pola? Una experiencia para los 5 sentidos

En Sonneil no nos cansamos de recorrer la Costa Blanca para ofrecerte los mejores descubrimientos y que puedas disfrutar de esta tierra como se merece. Por ello, a continuación te contamos dónde comer en Santa Pola, para que lo disfrutes todo y no te pierdas nada…

Nueva Casa del Mar, historia en tu plato

Este restaurante, ubicado en plena trayectoria de la brisa portuaria, ofrece, nada más y nada menos que la receta de arroz más antigua de la ciudad. Cocinados a fuego lento y a la manera tradicional, podrás disfrutar un buen arroz a banda, el pescado de caldero o arroz con rape y verduras, entre otras delicatessen.

Mesón Cervantes, solera única

Con este nombre, las imágenes – y sabores- que vienen a tu mente probablemente sean ciertas: platos herencia de la tradición ibérica.

Croquetas -o cocretas, porque ya lo admite la RAE-, almejas, entremeses de langosta crujiente o la especialidad: Gambas Villaroy con crema de marisco… lo seguiríamos describiendo, pero no queremos darte demasiada envidia. Es mejor que lo pruebes.

Y no puedes irte de Mesón Cervantes sin pedir las croquetas, las mejores que hemos probado nunca… con permiso de las de nuestras abuelas.

Capricho Bar, delicadeza gastronómica

En contraste con Casa Cervantes encontramos Capricho Bar, que ofrece platos más vanguardistas. Destacamos sus brochetas de atún o el plato de caballa -fresca y capturada el mismo día- servida con mousse de guacamole, aceituna y pimientos rojos… ¿Se puede pedir más?

Como verás, estos son solo algunos imprescindibles si te preguntas dónde comer en Santa Pola. Aunque, como siempre, tus propios descubrimientos los harás paseando por su costa, para luego disfrutar de una buena comida al sol mediterráneo, con la brisa –y el sabor- del mar como centro de tu experiencia.

Y, si descubres algún restaurante… ¿nos lo contarás? El Mediterráneo está hecho para compartirlo.

¿A qué esperas para sumergirte en la magia de Santa Pola? Y, si quieres disfrutar en cualquier momento de la gastronomía de esta zona, en Sonneil te ofrecemos apartamentos en Santa Pola. Para que puedas volver una y otra vez.

¿Qué hacer en Altea por la noche?

¿Qué hacer en Altea por la noche?

Seguro que conoces a alguna de esas ‘personas vampiro’, gente que se activa por la noche como si acabase de salir el sol. O puede que tú seas una de ellas. Si es el caso, este post te interesa. Y, si no, ¡anímate a descubrir los encantos de la nocturnidad! Porque la buena vida nunca se va a dormir, descubre qué hacer en Altea por la noche.

El filo de la sierra Helada separa Altea de Benidorm y sus dos mundos antónimos: los saraos y karaokes de la vida nocturna de Benidorm frente a Altea, que ofrece la calma de un pueblo mediterráneo con la vida de destino turístico puntero. Eso sí, sin apenas notarlo. Y en un entorno mediterráneo sin parangón: callejuelas y brisa cálida nocturna. Altea es genial para salir por la noche y dejarse sorprender. 

¿Quieres saber qué hacer en Altea por la noche? Hoy en Sonneil te llevamos de marcha por nuestras opciones preferidas… a la primera ronda invitamos nosotros. ¿Te vienes?

¿Qué hacer en Altea por la noche? | Top Planes

A poca distancia de la bulliciosa Benidorm se encuentra Altea. Y es que, como reza el dicho popular: Altea es para el amor mientras que Benidorm es para la fiesta.

Y nada más lejos de la realidad: Altea ofrece la oportunidad de pasar una noche entre sus callejuelas llenas de encanto… y, por supuesto, respirando esa brisa con olor a sal que la visita cada noche. 

¿Lo mejor? Debido a su tamaño, en Altea tienes todo a mano: ya sea un restaurante íntimo o una discoteca chill out. A diferencia de Benidorm, donde este tipo de locales suelen quedar a las afueras, en Altea basta un pequeño paseo para encontrar diferentes ambientes… ¿Se puede pedir más?

(Y, si te gustan los museos, aquí puedes ver los cinco mejores museos de la Costa Blanca)

Si te preguntas qué hacer en Altea por la noche, a continuación te contamos algunas opciones:

  • Disfrutar algún concierto en el Palau de Altea: ya sea para ver una orquesta sinfónica, un espectáculo de flamenco o ballet, esta opción es perfecta si eres amante de la cultura. Y, aunque no lo seas, también te recomendamos esta experiencia.
  • Visita nocturna al Castillo de Conde Alfaz. Este impresionante castillo a las afueras de Altea ofrece la experiencia de conocer todos sus secretos, historias y leyendas… por la noche. Así es, incluso podrás terminar tu visita con una comida fiel al estilo medieval (cubiertos, ¿para qué os quiero?). Y, para terminar, nada mejor que visitar el calabozo bajo tierra. Acogedor, ¿verdad?
  • Dar un paseo o, mejor dicho, perderse por el casco histórico de la ciudad. Te recomendamos salir sin plan y dejarte guiar por las luces y el empedrado de sus callejuelas que, seguramente, te lleven a algún restaurante o bar inesperado. ¡Un mojito siempre apetece!
  • Paseo nocturno por la Plaza Mayor donde podrás, además, echar unos bailes en alguna de las discotecas cercanas.
  • Probar cervezas artesanas en Cervezas Althaia. El boom de las cervezas artesanas ha llegado a Altea, y este local es el mejor para poder disfrutar esta experiencia en la Costa Blanca: se trata de un pequeño bar – tienda, con un ambiente íntimo y único donde podrás aprender el origen y el proceso de la cerveza que tienes en la mano. Cheers!
  • Disfrutar de un buen concierto en Rock and Roll House. Y aquí llegamos a uno de los lugares imprescindibles si te preguntas qué hacer en Altea por la noche: desde conciertos en directo, sesiones de DJ a nivel nacional e internacional… un imprescindible en la vida nocturna de Altea.
  • Pasar una noche al más puro estilo mediterráneo en la mascarada. Frente a la misma Plaza de la Iglesia del casco antiguo se encuentra este magnífico local. Nuestra parte favorita es la terraza. Porque tomar una copa, en una noche de verano es exactamente como te lo imaginas: perfecto. ¿Lo mejor? También organizan conciertos al aire libre.

Ya sabes qué hacer en Altea por la noche. Ahora, poner rumbo a la magia del Mediterráneo solo depende de ti. Altea y su solera serena te esperan para pasar unos días inolvidables.

«Altea la bella, mar sin pescado, monte sin leña, hombre sin conciencia, mujer sin vergüenza». Anónimo

¿Quieres venir a la Costa Blanca? En Sonneil te ofrecemos apartamentos en Altea. Para que tengas tu propio sitio en el paraíso. 

Y aquí puedes seguir descubriendo la Costa Blanca de nuestra mano. ¡La buena vida te está esperando!