La isla de Mallorca tiene fama internacional por multitud de razones. Playas y calas paradisíacas, aguas cristalinas, una naturaleza exuberante, pueblos acogedores… y también una gastronomía mediterránea con los productos más frescos. Desde delicias a base de mariscos de la zona hasta platos que beben de la tradición mallorquina y la convierten en creaciones contemporáneas. Todo sabe genial en esta isla. Sigue leyendo para descubrir los mejores restaurantes donde comer en Mallorca, ¡y prepárate para repetir!

Dónde comer en Mallorca

Es difícil elegir, pero no nos iríamos de la isla sin haber probado los platos de estos cinco restaurantes. ¿Te animas?

La Fortaleza

Sólo 30 comensales acepta este delicado y delicioso restaurante que huye de convencionalismos: todo empieza fuera del restaurante, en un aperitivo que se toma con las manos y con un piano o guitarra española sonando de fondo, casi como estuvieras en casa. Situado en la bahía de Palma, en la fortaleza de Cap Rocat, el imponente escenario sienta las bases de una experiencia de las que dejan huella: una cena entre murallas y rocas, con vistas al Mediterráneo.

Su menú, un homenaje a la cultura gastronómica que los mallorquines han heredado de sus mayores, le ha valido dos Soles Repsol. Recetas que respetan al máximo las preparaciones de toda la vida, como el variat y los calamares rellenos, llevándolas hacia la alta cocina y seleccionando el producto de mercado más fresco y dando todo el protagonismo a los sabores intensos.

Botànic

Escogido como uno de los 40 restaurantes más bonitos del mundo por la prestigiosa revista de viajes Condé Nast Traveller, Botànic es como suena: un vergel con los vegetales como protagonistas. El chef Andrés Benítez es el responsable del concepto plant forward, que cambia las tornas y pone a verduras y hortalizas en el centro de los platos, siendo carnes y pescados los acompañamientos.

Y lo consigue de una manera sexy y divertida, desterrando esa idea preconcebida de que comer verde y sano es aburrido. Texturas sorprendentes, productos cocinados al dente para que mantengan todo el sabor, mezclas intensas… siempre con el cultivo de kilómetro cero como premisa. No te pierdas los kurries, el boniato con lechona de cerdo o la ensalada de colinabo.

Ca’s Patró March

Más de 100 años tiene esta preciosidad. Lo que empezó como un humilde chiringuito se ha convertido en ese lugar precioso que todos quieren visitar, incluidos personajes famosos. No se trata de un restaurante lujoso, para nada. Aquí, el lujo es comer sobre el mar y mirar a los acantilados y las olas mientras tomas el pescado y marisco más fresco de la isla. De hecho, se pescan y cocinan en el mismo día.

Sus cañas y estructuras de madera le dan un toque rústico que nos encanta y que deja que brille el entorno y la naturaleza. Porque lo importante es el paisaje y el producto local: pulpo, boquerones, gambas, salmonetes, langostinos… y también carnes exquisitas. En Ca’s Patró March, la sencillez es suficiente para que la calidad de la materia prima brille.

Andana

Puede que la chef Maca de Castro sea la restauradora más famosa de Mallorca. Esta mallorquina, que fue nombrada chef con mayor proyección de futuro por la Academia Internacional de Gastronomía en 2021, recorre su isla continuamente para encontrar los ingredientes perfectos. Lonjas, puertos, granjas, huertos… nada se le resiste cuando se trata de celebrar la esencia del territorio con una mirada contemporánea. Andana ocupa el lugar en el que estuvo la primera estación de tren de la isla, en Palma, y es una gran postal de bienvenida para cualquiera que visite Mallorca.

Los platos más típicos como las cocas, los huevos fritos y los pescados se unen a otros como las verduras al kamado o incluso los perritos calientes. Y con una filosofía que lo impregna todo: far foods. «Gastronomía de largo recorrido, basada en el origen, en el alma del territorio, de los productos. Gastronomía que expresa el paisaje en toda su riqueza, ajena a vaivenes, a modas y a tendencias. Sujeta sólo al movimiento lunar, a las estaciones, a la temporada. Al palpitar del planeta».

Bens D’Avall

Bens D’Avall es la prueba de que es posible mantener una cocina de calidad y seguir siendo uno de los mejores restaurantes de la isla durante generaciones. ¡Por algo tienen una estrella Michelin!

Desde 1971 lleva este restaurante sirviendo platos que, como ellos mismos dicen, transmiten la riqueza y la variedad de las civilizaciones que pasaron por Mallorca. Benet y Jaume Vicens son padre e hijo, pero también un tándem que funciona a la perfección entre ingredientes cultivados en su propio huerto y delicadas técnicas que sacan lo mejor de las recetas tradicionales. Y siempre con la defensa de la biodiversidad y de los productores locales por bandera.

Por no hablar de su emplazamiento. La terraza de Bens D’Aavall, mirando al Mediterráneo, es lo más parecido a sentirse en el paraíso. Sobre todo si disfrutas de las vistas durante la puesta de sol y mientras te deleitas con el menú degustación, con platos tan sugerentes como Sinergias de la albufera y Magdalena de Costa.

Estos son sólo algunos de los mejores restaurantes donde comer en Mallorca, pero la isla guarda auténticas joyas gastronómicas que merece la pena conocer. ¿Te imaginas vivir en este paraíso y visitar estos lugares? En Sonneil, ofrecemos las mejores viviendas en Mallorca para que vivas rodeado de naturaleza.