+34 965 030 870 hello@sonneil.com

Hay tantos lugares a la hora de elegir dónde comer en Santa Pola que podríamos hacer un blog solo para hablar de esto. (Sí, nos encanta hablar de comida).

Entre la tradición, la leyenda y el mar se mueve la gastronomía de Santa Pola. Arroz caldoso de marisco con la textura perfecta, una sopa de almejas frente al mar o unas de las mejores croquetas que –nos atrevemos a decir- hayas probado en tu vida… son solo algunas de las maravillas que podrás disfrutar en la tierra del sol por excelencia. ¿Quieres saber dónde comer en Santa Pola? Hoy en Sonneil te llevamos de recorrido por nuestros imprescindibles. 

Porque la buena vida puede saber a lo que tú quieras.

Gastronomía en Santa Pola, entre la tradición y el Mediterráneo

La leyenda mediterránea baña todo en Santa Pola: el mejor paradigma de la Costa Blanca, donde la calma del mar tiene en la profundidad de los desfiladeros su acento más notable. Sin olvidar los vestigios históricos como faros, templos o torres medievales, que llaman la atención al viajero que pisa tierras alicantinas.

Con este contexto de fondo, no es de extrañar que la gastronomía refleje este sabor calmado y pausado. Donde la manera de comer, al sol y en familia, es igual de importante que el qué. Comer es casi un ritual.

Entre los platos destacados de Santa Pola destacan los hijos del mar: marisco y mucho pescado con arroz. Porque, señoras y señores, estamos hablando de ¡la tierra de la paella!

Los principales productos de Santa Pola incluyen salazones, la gamba roja o el pescado con su propio sello de denominación de origen: Peix de Santa Pola.

La tradición como sello gastronómico

La gastronomía en Santa Pola no es nada nuevo: tiene su origen en el antiguo puerto pesquero, considerado Portus Illicitanus.

Así, los ejemplares únicos y la manera de comercializarlos y servirlos han creado el sello Peix de Santa Pola, un género que todos los días se puede encontrar fresco en los restaurantes de la ciudad: desde los más tradicionales y familiares hasta los más punteros.

Porque, si hay algo que une en Santa Pola, es sin duda la gastronomía y el mar. Y si es ambos, mejor que mejor.

¿Dónde comer en Santa Pola? Una experiencia para los 5 sentidos

En Sonneil no nos cansamos de recorrer la Costa Blanca para ofrecerte los mejores descubrimientos y que puedas disfrutar de esta tierra como se merece. Por ello, a continuación te contamos dónde comer en Santa Pola, para que lo disfrutes todo y no te pierdas nada…

Nueva Casa del Mar, historia en tu plato

Este restaurante, ubicado en plena trayectoria de la brisa portuaria, ofrece, nada más y nada menos que la receta de arroz más antigua de la ciudad. Cocinados a fuego lento y a la manera tradicional, podrás disfrutar un buen arroz a banda, el pescado de caldero o arroz con rape y verduras, entre otras delicatessen.

Mesón Cervantes, solera única

Con este nombre, las imágenes – y sabores- que vienen a tu mente probablemente sean ciertas: platos herencia de la tradición ibérica.

Croquetas -o cocretas, porque ya lo admite la RAE-, almejas, entremeses de langosta crujiente o la especialidad: Gambas Villaroy con crema de marisco… lo seguiríamos describiendo, pero no queremos darte demasiada envidia. Es mejor que lo pruebes.

Y no puedes irte de Mesón Cervantes sin pedir las croquetas, las mejores que hemos probado nunca… con permiso de las de nuestras abuelas.

Capricho Bar, delicadeza gastronómica

En contraste con Casa Cervantes encontramos Capricho Bar, que ofrece platos más vanguardistas. Destacamos sus brochetas de atún o el plato de caballa -fresca y capturada el mismo día- servida con mousse de guacamole, aceituna y pimientos rojos… ¿Se puede pedir más?

Como verás, estos son solo algunos imprescindibles si te preguntas dónde comer en Santa Pola. Aunque, como siempre, tus propios descubrimientos los harás paseando por su costa, para luego disfrutar de una buena comida al sol mediterráneo, con la brisa –y el sabor- del mar como centro de tu experiencia.

Y, si descubres algún restaurante… ¿nos lo contarás? El Mediterráneo está hecho para compartirlo.

¿A qué esperas para sumergirte en la magia de Santa Pola? Y, si quieres disfrutar en cualquier momento de la gastronomía de esta zona, en Sonneil te ofrecemos apartamentos en Santa Pola. Para que puedas volver una y otra vez.