+34 965 030 870 hello@sonneil.com

Históricamente, la evolución del precio de la vivienda en España se ha mantenido más o menos estable y asequible para las rentas familiares, excepto cuando se han producido las llamadas burbujas inmobiliarias o periodos de tiempo en los que los precios han aumentado considerablemente, como sucedió entre 1986 y 1992, o entre 1997 y 2007. 

El precio de la vivienda varía en función de diversos factores como su localización, el tamaño del inmueble, la calidad de los materiales empleados para su construcción, las burbujas inmobiliarias, la demografía, el desempleo, los estallidos de las burbujas inmobiliarias (como la crisis inmobiliaria española de 2008 a 2014) etc., que sirven como indicativo para medir la evolución de los precios de la vivienda a lo largo de los años.

Los organismos oficiales competentes, como el Ministerio de Vivienda, el Instituto Nacional de Estadística o el Banco de España, así como organismos no oficiales como la Sociedad de Tasación, publican de forma periódica datos sobre la evolución de los precios en el mercado inmobiliario.

Precio de la vivienda 2022

De esta forma, los datos de la Sociedad de Tasación reflejan que el precio de la vivienda, tanto nueva como de segunda mano, sigue subiendo, ya que ha aumentado un 3,8 % en el primer trimestre del año. Esto indica que el sector inmobiliario no ha sufrido grandes cambios a pesar de la inflación y de la guerra entre Rusia y Ucrania.

evolución precio vivienda

El encarecimiento de los costes de construcción permite que los precios estén al alza, sobre todo, en la vivienda de obra nueva. Pero hay otros factores, como la subida en los precios del combustible, gas y electricidad. Estos hacen que la renta de los compradores sea menor, por lo que podría suponer una dificultad para obtener un préstamo hipotecario. 

La subida de los precios ha sucedido de forma generalizada en todas las comunidades autónomas. En las Islas Baleares lo ha hecho con más fuerza, ya que la vivienda se ha incrementado en un 3 % en el año 2021. Cantabria y País Vasco le siguen de cerca, con datos que arrojan un incremento del 2,1 % en Cantabria, y un 2 % en País Vasco. En el otro extremo se encuentran Extremadura y Cataluña, donde solo ha aumentado un 1 %.

A nivel nacional, Madrid es la comunidad autónoma en la que se registra un precio más elevado tanto en la vivienda de obra nueva como de segunda mano, (2.689 €/m2), situándose por encima de Cataluña (2.418 €/m2), y País Vasco (2.305 €/m2), mientras que en Castilla La Mancha y Extremadura se encuentran los precios más bajos, en ambas el metro cuadrado está por debajo de los 1.000 euros de media.

En cuanto a provincias, Málaga y Álava se sitúan a la cabeza en el aumento de precios durante 2021, un 3,4 % la primera y un 3,2 % la segunda. Seguidas de cerca por Cádiz, con un aumento del 2,9 %, y de Toledo y Guipúzcoa, ambas con un 2,8 %. En el otro extremo nos encontramos con Soria, provincia en la que apenas ha subido el precio (apenas un 0,1 %) y con Palencia. Esta última es la única provincia de España en la que los datos indican un descenso del 0,2 %.

Según el importe, Barcelona es la provincia con el precio medio más elevado de todo el territorio nacional (2.746 €/m2), seguida muy de cerca por Madrid (2.689 €/m2), y Guipúzcoa (2.592 €/m2). Por el contrario, las cifras de Badajoz (905 €/m²), Ciudad Real (896 €/m²) y Lugo (885 €/m²) las sitúan en el valor medio más bajo. 

evolución precio vivienda

El Índice de Confianza Inmobiliario de la Sociedad de Tasación se elabora a partir de la opinión de 548 profesionales sobre aspectos económicos-inmobiliarios de las zonas en las que realizan su trabajo. Y ha alcanzado en el primer trimestre de 2022 los 53,2 puntos sobre 100, la cifra más alta desde que comenzó la pandemia. Sin embargo, el índice se ha ralentizado comparado con su avance a finales de 2021.

Factores como la inflación, el crecimiento de los costes de energía o la desaceleración de la economía explican que la confianza en el sector inmobiliario se haya moderado. Además, los resultados arrojados por el Índice de Confianza Inmobiliario coinciden con los datos del INE y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). 

No obstante, el aumento de compra de viviendas no se ha detenido a pesar de la pandemia del Covid-19. Durante el año 2021 la venta de inmuebles de obra nueva se incrementó un 39 %, y las de segunda mano, un 35 %. Estas variables favorables que estaban presentes en 2021 van a seguir presentes durante este año 2022. 

Por otro lado, los tipos de interés actuales son bajos, por lo que las condiciones de financiación que están ofreciendo los bancos son muy favorables. No obstante, cabe esperar que crezcan conforme se endurezca la política monetaria para hacer frente a la inflación. Y, aunque la subida se va a producir de manera gradual, podemos afirmar que este es el mejor momento para invertir en una vivienda y formalizar una hipoteca.

Si estás pensando en invertir en vivienda, en Sonneil tenemos una amplia oferta de casas entre las que elegir. ¿Te ayudamos a encontrar la tuya?