¿Qué es un proindiviso y cómo se disuelve?

Muchas personas que comparten la propiedad de un bien con otras personas, se hacen la siguiente pregunta: ¿qué es un proindiviso? En este post vamos a aclarar en qué consiste esta figura jurídica. El proindiviso es un término que también es conocido como copropiedad y que hace referencia al derecho de propiedad que se tiene sobre un bien o un derecho. La definición de proindiviso sería el bien o derecho que pertenece de manera conjunta a varias personas. Es muy frecuente que dos o más personas compren un bien en común o bien reciban una herencia de un bien inmueble, en cuyo caso, dichas personas comparten la propiedad de dicho bien, el cual tendrá la consideración de proindiviso. El ser copropietarios no significa que les corresponda una parte exacta del bien inmueble, sino una cuota abstracta, es decir, un porcentaje concreto sobre el bien.

¿Y cómo se disuelve el bien común? El bien común se puede disolver cuando se da alguna de las siguientes causas:

  • Por consolidación. La consolidación se produce cuando uno de los copropietarios decide hacer suyos los porcentajes de propiedad de los demás, o bien todos los copropietarios le transmiten sus porcentajes a un tercero.
  • Por pérdida o destrucción del bien común.
  • Por renuncia de los copropietarios al bien común.
  • Por división del bien común. El código civil, en su artículo 400, establece que ningún copropietario está obligado a permanecer en el proindiviso de un bien común y que podrá solicitar su disolución en cualquier momento. No obstante, esta división no se podrá exigir cuando, de hacerla, el bien común quede inservible.

¿Cuáles son los problemas más habituales que se derivan de un proindiviso?

La división del bien común es uno de los problemas más habituales que se dan en esta figura jurídica. En primer lugar, a la hora de disolver un proindiviso sobre un bien, hay que tener en cuenta la diferencia entre bienes divisibles y bienes indivisibles.

  • Disolución de proindiviso de bienes divisibles. Un bien divisible, por ejemplo, sería un terreno de cultivo cuyas hectáreas se podrían dividir por el número de copropietarios para adjudicar su parte del valor a cada uno de ellos. También podría venderse a un tercero por un determinado precio que se repartiría entre los copropietarios. Ambas formas de disolución se llevarían a cabo siempre y cuando haya un acuerdo entre los copropietarios, ya que, de no haberlo, habría que recurrir a un procedimiento judicial de división de cosa común, que se iniciaría en cuanto uno de los herederos solicitara la venta del bien común.
  • Disolución de proindiviso de bienes indivisibles. Una vivienda, por ejemplo, sería un bien indivisible. En este caso, los problemas que suelen surgir son mayores. Al tratarse de un bien común que no se puede dividir, la única opción que queda es la disolución. La misma puede llevarse a cabo con el acuerdo de los copropietarios, bien adjudicando a uno de ellos la cosa común e indemnizando a los demás por el valor que corresponda, o bien vendiendo el bien a un tercero y repartiendo el precio entre todos los copropietarios. Si no existe acuerdo entre los copropietarios en ninguna de las dos opciones, se tendrá que recurrir a un procedimiento judicial de división de cosa común. El procedimiento se iniciará cuando exista al menos un copropietario que no quiera vender ni comprar.
que es un proindiviso

Derechos de un copropietario de un proindiviso

Los copropietarios de un proindiviso tienen los siguientes derechos sobre la propiedad:

Uso y disfrute del bien común en su totalidad

Cada copropietario del bien común podrá usarlo siempre que se utilice de acuerdo a su finalidad, no perjudique el interés de la comunidad y respete los derechos que ostentan el resto de copropietarios. Estos derechos se pueden ejercer de manera simultánea y solidaria, o bien hacerlo por periodos de tiempo para evitar posibles conflictos.

Administrar el bien común aportando la cuota necesaria para asumir los gastos que genere

Cada copropietario tendrá el derecho a participar tanto en los beneficios como en las cargas del bien común de acuerdo con los porcentajes que le correspondan a cada uno. También podrá obligar al resto a desembolsar los gastos necesarios para mantener el bien común. Además, para poder llevar a cabo actos de administración de este, es necesario que la mayoría de los copropietarios lleguen a un acuerdo. Si no se produce tal acuerdo o el acuerdo es perjudicial a los intereses de la mayoría, habría que recurrir a un juez.

División del bien común

Los copropietarios tienen el derecho a solicitar la división del bien común.

Derecho a recibir el porcentaje que le corresponda en la copropiedad

Derechos relativos a la defensa en juicio y reivindicación del bien común

Cualquier copropietario puede llevar a cabo acciones judiciales para defender el bien común.

Si estás pensando en invertir en vivienda, en Sonneil tenemos las mejores propiedades en zonas cerca del mar, geniales tanto para vivir todo el año como para tus vacaciones o como inversión rentable.