¿Alguna vez has soñado con vivir en la playa todo el año? Además de ser un sueño para muchos, la ciencia respalda la idea de que vivir cerca del mar tiene numerosos beneficios para la salud. En este artículo, exploramos cinco beneficios científicamente probados de vivir en la playa.

Reducción del estrés

Uno de los principales beneficios de la vida en el mar es la reducción del estrés. El estar próximos al mar y escuchar el sonido rítmico de las olas, además de sentir la brisa marina, tienen un efecto calmante sobre el cerebro. Estudios científicos realizados en Nueva Zelanda han demostrado que pasar tiempo cerca del agua puede reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, promoviendo una sensación de tranquilidad y bienestar. Esto es fácilmente detectable y podemos notarlo nosotros mismos en nuestras vacaciones.

Mejora de la salud mental

El COVID-19 ha demostrado la importancia del contacto con la naturaleza, salir al aire libre y evitar pasar demasiado tiempo encerrados en casa. La exposición regular al entorno costero, por su parte, se asocia con niveles más bajos de ansiedad y depresión. La combinación de aire fresco, luz solar y actividad física al aire libre puede ayudar a aumentar la producción de endorfinas, las hormonas de la felicidad. La luz solar también aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor que contribuye a la sensación de bienestar y felicidad. 

vivir en la playa

Aire puro y menos contaminación

Vivir cerca de la playa significa respirar aire más puro. Las áreas costeras suelen tener menos contaminación del aire en comparación con las zonas urbanas. El aire marino contiene partículas de sal que pueden actuar como agentes naturales de limpieza para los pulmones, mejorando la función respiratoria. Esto se comprobó en personas que poseen distintos problemas respiratorios como alergias, asma y demás afecciones. 

Beneficios para la Piel

El agua de mar es rica en minerales como el magnesio, el potasio y el yodo, que pueden beneficiar la piel. Bañarse en el mar puede ayudar a aliviar problemas cutáneos. La exposición moderada al sol puede aumentar la producción de vitamina D, esencial para fortalecer el sistema inmunológico, beneficiar la salud de la piel y los huesos. 

El agua salada tiene propiedades antiinflamatorias naturales que pueden ayudar a reducir la inflamación, mejorar la circulación y aliviar problemas de la piel. Otro beneficio que se puede mencionar, es la exfoliación natural que brinda la arena de la playa, ayudando a eliminar las células muertas de la piel. Por último, los minerales presentes en el agua de mar, como el zinc, pueden ayudar a acelerar el proceso de cicatrización de heridas y abrasiones menores, además de reducir el acné.

Estilo de Vida Activo

El clima costero suele ser más moderado y agradable, lo que facilita el ejercicio al aire libre durante todo el año. La brisa marina y las temperaturas suaves hacen que sea cómodo practicar actividad física sin importar la temporada. Las actividades como caminar al lado del mar, nadar, surfear y hacer yoga en la playa se vuelven parte de la rutina diaria. 

Por otra parte, las comunidades costeras, a menudo, tienen una cultura de salud y bienestar, donde el ejercicio y las actividades al aire libre son valorados y promovidos. Esto crea un entorno de apoyo que motiva a las personas a mantenerse activas y participar en actividades físicas con regularidad. Este aumento en la actividad física no solo mejora la condición física, sino que también contribuye a un mejor estado de ánimo y mayor energía.

vivir en la playa

Vivir cerca de la playa no solo ofrece vistas impresionantes y una sensación constante de vacaciones, sino que también tiene beneficios significativos para la salud. Desde la reducción del estrés y la mejora de la salud mental hasta la promoción de un estilo de vida activo y saludable, la vida en el mar es una receta para el bienestar. 

Así que, si alguna vez has considerado mudarte a la costa, ahora tienes más razones para hacerlo. ¡La ciencia lo respalda! Descubre todas las opciones de viviendas en la costa de España que tenemos en Sonneil.