+34 965 030 870 hello@sonneil.com

Seguro que te gusta disfrutar de un día en la playa, refrescarte en aguas claras, pasear por una arena fina y limpia, tener todos los servicios a tu alcance… sí, a nosotros también. Pero, si no conocemos la playa antes de visitarla, es posible que nos llevemos alguna mala sorpresa y no sea tan bonita como la imaginábamos.

Por eso, el distintivo de la Bandera Azul es imprescindible a la hora de decidir dónde pasar nuestras vacaciones o ese fin de semana de escapada que tanto nos merecemos. Hoy en Sonneil te contamos qué es una Bandera Azul y por qué son tan necesarias.

Bandera Azul: el distintivo de calidad más fiable

Tras más de treinta años velando por la calidad medioambiental de las playas, Bandera Azul se ha convertido en el distintivo de calidad más fiable en este sentido, y en un valor para los países que la lucen en sus playas.

¿Cómo se crea Bandera Azul?

Como cuentan en su web, Bandera Azul se crea en 1985 «como un galardón nacional para puertos deportivos y embarcaciones que distinga a distancia a quienes aman y protegen el medio marino». Unos años después se amplía como programa de educación ambiental y, finalmente, como procedimiento para hacer cumplir la Directiva de Calidad de Aguas de Baño comunitaria.

En España, la ONG a cargo de otorgar el distintivo de Bandera Azul y hacer cumplir los criterios medioambientales en playas y puertos deportivos es ADEAC (Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor).

¿Qué criterios se siguen?

La Bandera Azul ya es todo un símbolo reconocido por millones de usuarios de playas y puertos. Verla ondear nos da tranquilidad y confianza. Si te preguntas qué es una Bandera Azul, has de saber que es el fruto de mucho esfuerzo y de una gran concienciación ambiental que se puntúa en base a criterios muy estrictos que se consensúan anualmente a nivel internacional.

Los criterios que una playa con Bandera Azul debe cumplir se dividen en cuatro bloques:

  • Información y Educación Ambiental. Deben existir paneles con información sobre la playa, los ecosistemas litorales y, en su caso, sobre espacios naturales protegidos próximos, junto con un código de conducta para estos espacios. El municipio debe organizar al menos cinco actividades de educación ambiental al año.
  • Calidad del Agua. La calidad de aguas de baño en la playa, durante la temporada de baños anterior, debe ser excelente, en todos sus puntos de muestreo, conforme a la Directiva de Calidad de Aguas de Baño. Se deben tomar oficialmente un número de muestras periódicas de agua para determinar esta calidad.
  • Gestión Ambiental. La playa debe cumplir con la legislación ambiental, en especial la Ley de Costas y debe estar limpia y disponer de una adecuada gestión de residuos, incluyendo la recogida selectiva de envases, papel, vidrio, etc. La playa debe contar con baños públicos. Las playas urbanas y/o al menos una de las playas Bandera Azul del municipio, deben contar con uno adaptado para personas con discapacidad.
  • Seguridad y Servicios. Las playas deben tener accesos fáciles y seguros. Además, las playas urbanas deben ser accesibles para personas con discapacidad. Debe existir un equipo de primeros auxilios, así como un adecuado equipo humano y material de socorrismo.

Puedes consultar los criterios en profundidad aquí.

Como ves, una playa que tiene el distintivo de Bandera Azul ofrece todas las garantías para que la disfrutes al máximo. Y, por supuesto, ¡España las tiene a montones!